Azucar: el enemigo en casa. Busca alimentos sin azucar

Saca al Enemigo de Casa

¿Quién imaginaria que nuestro peor enemigo es tan diminuto, blanco y además, nos arranca tantas sonrisas?

Desde la infancia disfrutando de un helado en el parque, hasta la vejez mojando galletas en la leche; el "azúcar" se encuentra omnipresente. Y no importa si sigues una dieta Keto, vegana o ninguna; este compuesto en exceso siempre daña.

Es una cruda realidad, porque sabe delicioso; y aunque esa felicidad sea instantánea (dure solo un momento) al final, ¿es verdadera felicidad o no? Así, continuamos con nuestras vidas pensando: ¿qué es un poco de esto? ¿qué es un poco más de aquello? Y entre bocados, llenamos la reserva tan estrecha que el cuerpo tiene preparada para las moléculas de azúcar.

¿Qué es el azúcar?

El diccionario de la Real Academia Española lo describe como "Sustancia cristalina perteneciente al grupo químico de los hidratos de carbono, de sabor dulce y de color blanco en estado puro, soluble en el agua, que se obtiene de la caña dulce, de la remolacha y de otros vegetales". Es decir, es un carbohidrato, que puede o no ser procesado. Cuando el azúcar proviene de alimentos procesados, nos aportan "calorías vacías", es decir, sin nutrientes. Por el contrario, los alimentos que contienen azúcares naturales, como las frutas, incluyen vitaminas, minerales y fibra.

Todos los días somos engañados desde hace mucho tiempo por la industria alimentaria, que agrega azúcar en cualquiera de sus formas a todo lo que entra en esa boquita nuestra. Son tantas las posibles presentaciones de estas moléculas, que se vuelve un enigma saber… Por ejemplo: sacarosa, fructosa, dextrosa, néctar, jarabe, maltodextrinas, eritritol, sorbitol, manitol, maltosa, melaza, glucosa, lactosa, dextrina, almidón, entre muchos otros.

¿Cuántos de estos tipos de azúcar conoces? ¿Sabes en qué presentación vienen?

Si conoces un par o quizás tres, ¡eres afortunado! Al menos estarás consumiendo un poco menos de azúcar que el promedio del mexicano. Según el Instituto Nacional de Salud Pública, "En México, las bebidas azucaradas son responsables de más de 24,000 muertes cada año, y entre hombres y mujeres menores de 45 años, las bebidas azucaradas causan el 22% y el 33% de todas las muertes relacionadas con diabetes, enfermedad cardiovascular y obesidad en el país".

Existen tipos de azúcar que son peores que otros, y esto dependerá de la cantidad, tu estado de salud y la actividad física que realices. Una buena estrategia para conocer la cantidad de azúcar es el "índice glucémico". Esta forma de medición nos proporciona la concentración de glucosa en la sangre de un carbohidrato específico. Si desconoces el índice glucémico del alimento que deseas consumir, Google te brinda esa información. Siempre es bueno investigar al principio, hasta que nos familiarizamos. En el caso de las verduras, es fácil saberlo: cuanto más color, mayor será el índice glucémico. Por ejemplo, una zanahoria tiene un índice glucémico más alto que el de la espinaca. Las verduras verdes son grandes aliadas; la mitad de ellas es fibra, que nuestro cuerpo no asimila y se dirige directamente hacia la ruta de evacuación. Además, contienen mucha agua. Algo similar ocurre con las frutas, solo que en este caso, el carbohidrato es simple y de fácil digestión; pasa más rápidamente por el torrente sanguíneo.

Recuerda, todos somos diferentes. Cada uno de nosotros tiene una capacidad de resistencia a la insulina distinta. En otras palabras, la pregunta es: ¿cuántos carbohidratos puedes consumir sin elevar la insulina por encima de su nivel óptimo?

La mayoría de las personas saben que hay mucho azúcar agregado en las bebidas gaseosas. Incluso las aguas populares energetizantes o vitaminadas, como las que consumen los deportistas, pueden contener grandes cantidades de azúcar añadida. Y si no realizas una actividad física tan exigente, es posible que no estés quemando las calorías que el azúcar proporciona y, en su lugar, las estés almacenando.

Al observar el panorama, parece ser muy difícil encontrar un snack saludable en el que no tengas que ser un atleta de alto rendimiento para poder consumirlo. Sin embargo, aunque sea difícil, no es imposible. Por esta razón, hemos creado YUCO para ti.

YUCO no contiene azúcar, ni grasas trans; es bajo en calorías y, además, proporciona una buena dosis de vitaminas y minerales. Favorece la flora intestinal gracias a su contenido de prebióticos. Por si fuera poco, no contiene lactosa (un tipo de azúcar), gluten, ni soja. Por lo tanto, cualquier tipo de cuerpo, en cualquier situación, puede disfrutar de YUCO sin importar su tipo de alimentación o la cantidad de ejercicio que realice.

¡Te invitamos a probarlo! Su sabor a coco y los pedacitos de coco que contiene son todo lo que podrías desear.

Síguenos en:

Instagram @yucomx

TikTok @yuco.mx

YouTube @yucomx

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.